5 maneras de ayudar a tu bebé a desarrollar el lenguaje oral

¿Sabías que tu bebé comprende mucho antes de que puede hablar? Esto lo hemos comprobado con los signos para bebés, ya que el bebé nos comunica mediante signos aquello que quiere y piensa incluso desde los 6 meses. Por tanto, debemos aprovechar este periodo mudo de nuestros bebés para ayudarles a desarrollar el lenguaje oral hablándoles todo lo que podamos. 

Las palabras que usamos para comunicarnos con nuestro bebé son vitales para el desarrollo del lenguaje. Estudios demuestran que es crucial para los bebés escuchar un amplio repertorio de palabras desde el primer día. Un conocido libro titulado Meaningful Differences: Children of the Code, (1995, Risely, et al) resultado de un estudio clave sobre el desarrollo verbal en bebés, descubrió la relación directa entre el número de palabras escuchadas con el número de palabras vocalizadas en bebés. Además, destacó la importancia de que las palabras usadas con bebés sean palabras de aliento en vez de palabras de corrección o dirección. 

A continuación te menciono algunas formas de hablar con tu bebé para incentivar el desarrollo del lenguaje oral. 

1. Habla sobre las cosas que ves: si sales de paseo o simplemente estás en la casa habla de lo que vas viendo. Por ejemplo, habla de los árboles, qué color tienen, cómo se escuchan en el viento, si son grandes o pequeños, si dan sombra... Habla de los coches que pasan. Lo que vayas viendo. Añade descripciones de todo e incluye al bebé haciéndo preguntas, como por ejemplo, ¿ves al perrito negro? ¿te gusta? ¿lo quieres saludar? 

2. Lee cuentos: Lee todo lo que puedas y al menos 3 cuentos al día. Incluso desde muy bebé y aunque no presten mucha atención. Nunca es demasiado pronto para empezar a leer. También puedes leer en voz alta aquello que estás leyendo tú; desde posts de facebook a recetas o prescripciones médicas. No importa el contenido, lo importante aquí es que el bebé escuche la construcción de frases.

3. Habla sobre lo que estás haciendo: describe todo aquello que vas haciendo. Por ejemplo, si estás cocinando puedes explicar cómo preparas el menú. Describe los alimentos y a qué saben, cómo los cortas, etc. Puedes hablar sobre cómo le cambias el pañal, le das de comer, le bañas, le cambias de ropa, etc. 

4. Escucha: el bebé empieza a vocalizar a los pocos meses. Responde a estas vocalizaciones como si entendieras lo que te está contando. Ten una conversación imaginaria con tu bebé de lo más inteligible. Espera a que tu bebé responda a tus frases y mantén la conversación. 

5. Signa: al signar con tu bebé o usar la comunicación gestual estás usando el lenguaje verbal al mismo tiempo. Puedes usar las flash-cards, cuentos, vídeos que te recomiendo en el blog para incorporar los signos y el lenguaje oral. De esta forma ayudas al desarrollo cognitivo de tu bebé. 

Yo no soy de mucho hablar la verdad y lo he notado con mi hija. Ella ha desarrollado el lenguaje más tarde, a parte de que usamos dos idiomas en casa. Ojalá hubiera tenido estos consejos en cuenta en su momento. 


Si te ha gustado este post, cuéntame en los comentarios cómo ha sido tu experiencia hablando con tu bebé. 

Conversación

0 comentarios